Tori Spelling, en cuarentena como un paciente de ébola