La UE recomienda seguir con el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa