Wuhan, un mes después, saca pecho frente al virus: estamos ganando la batalla