Alemania cierra el comercio no esencial y los colegios, incluso en Navidad, para evitar la tercera ola del virus