La tripulación del avión siniestrado en Moscú apunta a un rayo como causa del accidente