Theresa May llega a un acuerdo vinculante que evitará que Reino Unido se quede "atrapado" en la UE