Macron busca una tregua con los ‘chalecos amarillos’ y sube el salario mínimo 100 euros