China hace lo opuesto que Occidente contra ómicron: encierros, cuarentenas y robots para lograr el covid cero