200 personas han vuelto a ver a sus seres queridos después de que la guerra de Corea