El coronavirus pone 'en jaque' a los amantes de la cerveza de Estados Unidos