Crece la tensión y violencia en las protestas callejeras de Hong Kong