Trump abandona toda neutralidad y presiona por un brexit duro