Los duques de Cambridge se atreven con una exhibición de críquet en su viaje a Pakistán