No hay rastro de vida en el Whakaari: llegaron 48 turistas y solo pudieron salir 34