Cientos de españoles, testigos del incendio de Notre Dame