¿Se podía haber resuelto de otra manera el incidente en el zoo de Cincinnati?