La hermana André ha superado el coronavirus sin síntomas a sus 117 años