Miles de inmigrantes que intentan llegar a Europa acaban atrapados en el desierto de Níger