Johnson da marcha atrás en la Ley de Mercado Interior, que iba a hacer saltar por los aires el acuerdo del 'Brexit'