Un día después del tiroteo de Texas entra en vigor una nueva ley para comprar armas con más facilidad