El avión de Lion Air accidentado en aguas de Indonesia, sufrió una avería 24 horas antes de estrellarse