Un nuevo bombardeo del régimen sirio deja 20 muertos en Ghouta, entre ellos diez niños