La pandemia se propaga ahora más rápido que en marzo, según un epidemiólogo francés