El coronavirus no va a impedir a Papá Noel llegar a los hogares de todos los niños