Oleada de peces desperdigados por el suelo tras el fortísimo temporal marítimo en Malta