Por qué sonreía Navalni si ha sido condenado a tres años y medio de cárcel