La profesora de aerobic que grabó sin querer el golpe militar en Birmania