El PSOE ganaría las elecciones europeas, Vox lograría seis escaños y los eurófobos, pinchan