Río de Janeiro da la bienvenida a la Navidad con el árbol flotante más grande del mundo