Samuel Paty, el profesor decapitado en París, un apasionado de la docencia y muy querido por sus alumnos