Los talibanes se atribuyen el asesinato de tres españoles en Badghis