El autor del tiroteo de Florida se suicidó tras perder una partida del torneo de videojuegos