Un participante del torneo de videojuegos en Florida, el autor del tiroteo