La ceremonia de la toma de posesión de Biden y Harris, un canto a la diversidad y a la alegría