Trump abandona la Casa Blanca con una Melania vestida de negro luto