El mundo se prepara para empezar a vacunar tras Reino Unido y Rusia