Las protestas ante los cuarteles de Venezuela convocadas por Guaidó obtienen una respuesta mínima