Un agente de policía pide auxilio al ser atacado por un delincuente mientras la gente se hace selfies en Reino Unido