Piñera niega los abusos policiales a pesar de las cifras: una veintena de muertos y 7.000 detenidos en Chile