La grabación de Corinna sobre el rey emérito provoca reacciones muy diferentes entre los políticos