Errejón oficializa su candidatura ante el silencio sepulcral de la dirección de Podemos