La Guardia Civil de Valencia investiga una trama de jamones caducados