Pedreira abre una pieza sobre las escuchas supuestamente ilícitas del 'Gürtel'