Rajoy, ovacionado a su llegada al Congreso