San Gil discrepa con el PP en cómo enfrentarse a la dispersión de España