Los abogados de la madre y el padre de Asunta renuncian a la defensa