Rivera y Arrimadas retiran lazos amarillos en Alella, Cataluña, y unos vecinos los vuelven a poner