Los casos de anorexia o bulimia se disparan durante la pandemia