Benicasim sufre un brutal diluvio en menos de una hora: calles, garajes y carreteras completamente inundadas