La caída de contagios en Castilla y León acelera la desescalada: reabren centros comerciales, gimnasios y el interior de los bares